Querido Alfredo.

Hoy es 5 de enero. En unas horas volveremos a salir a las calles de tu querido pueblo para disfrutar un año más de la Cabalgata de Reyes. Esa cabalgata donde tú has sido protagonista principal durante 44 años y has logrado hacernos muy felices desde lo alto de tu carroza. Te recuerdo en caballo. Incluso si la memoria no me falla, en un camello. Sí, sí,  en un camello de verdad. Qué alegría poder abrir mi particular baúl de los recuerdos y visualizar infinitas instantáneas de cada 5 de enero con esos ropajes tan llamativos y tu particular sombrero rimbombante.   

Debo reconocer que este año se me va a hacer muy extraño recorrer las calles de Pinto para ver pasar la cabalgata y no poder divisarte. El año pasado ya te eché de menos, pero tenía la esperanza e ilusión de volver a verte a lo alto de tu carroza y así poder decir a todos, que tú eres mi rey favorito, el Rey Baltasar de Pinto.

De Pinto a la mejor cabalgata del mundo.

Al menos, me queda la satisfacción de que este año debutas en la mejor cabalgata del mundo. Esa en la que recorres todos los rincones del globo llevando ilusión a millones de niños y niñas. Una cabalgata en la que todos podremos verte con tan solo mirar al cielo y cerrar fuerte, fuerte los ojos. Y como por arte de magia, ahí estarás tú, con tu inconfundible perilla acompañada de esa sonrisa que te caracteriza, tus mejores ropajes de cachemir y ese sombrero que tanto me llamaba la atención desde que me subía a los hombros de mi padre.

Alfredo, quiero que sepas que este 5 de enero muchos pinteños y pinteñas te vamos a echar de menos. De verdad. Para nosotros has sido, eres y serás esa persona que en cada cabalgata nos dabas ilusión y ponías el colofón final a cada Navidad. Eso sí, siempre con final feliz y un buen trozo de roscón.  

No sabes lo afortunados que nos sentimos muchas generaciones de vecinos y vecinas de Pinto. Nos has acompañado desde la guardería hasta nuestra vida adulta, pasando por nuestra adolescencia, esa bonita y divertida edad del pavo e incluso has vivido nuestro primer amor, el que siempre se recuerda. Has estado ahí para ver como formábamos una familia e incluso para fotografiarte con nuestros hijos. Son tantas tantas cosas las que revolotean en nuestra cabeza…que solo de pensarlo, se me humedecen los ojos.

De ti podemos decir muchas cosas y todas ellas buenas. Este año te prometo, que entre todos, que somos unos pocos, vamos a arropar a tu querida Margarita, a tus hijos Ana y Javier, en definitiva, a toda tu familia. Para que no se sientan solos en ningún momento. Has hecho tanto por nosotros, que somos nosotros los que no vamos a abandonar a los tuyos.  

Este año miraremos todos al cielo para verte convertido en esa estrella de oriente que seguirá guiándonos cada 5 de enero. Muchas gracias por haber hecho de la cabalgata de Pinto, un lugar de ilusión donde la magia de la navidad perdurará gracias a tu legado. Y no olvides nunca que te has ganado a pulso un lugar preferente en el corazón de miles y miles de pinteños y pinteñas que recordarán cada 5 de enero que en Pinto el Rey Baltasar se llamaba Alfredo.  

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí