Hablar de Miguel Ángel Sánchez Ponce es hablar de deporte pinteño. El que suscribe este artículo, que está a caballo entre el reportaje y la entrevista, descubrió a ‘Ponce’ cuando éste se dedicaba a esto de juntar letras y hablar de los logros deportivos en nuestro municipio a través de una modesta revista deportiva llamada “La Grada”.

Aquella novedosa revista, que nació con el apoyo de Agustín Alfaya (editor de la revista pinteña ZigZag y responsable de la editorial Alfasur), contaba los éxitos deportivos de los equipos y deportistas pinteños. Porque no debemos olvidar que el deporte ha sido uno de los motores del municipio, aunque no todos han sido capaces de valorarlo como se merece.

Una vida vinculada a Pinto.

Sánchez Ponce es rotundamente un pinteño de pura cepa. Tras emigrar sus padres desde Extremadura, él nació en los albores de un municipio que comenzaba a despegar allá por la década de los 70.  De los que quedaban en los bancos blancos del Egido, salía por el “Weekend” o cerraba la noche en la mítica discoteca “Kristal de la calle Real. Como él mismo se define: “soy pinteño por los cuatro costados”.

Se hizo adolescente jugando en las ligas escolares de Pinto, lo que fue el embrión del desarrollo deportivo del municipio. Unos años donde todos los niños y niñas pasaban por esos campeonatos organizados desde las oficinas del Patronato Deportivo Municipal, conocido como ‘PDM’ (hoy Pabellón Sandra Aguilar). “Eran tiempos en los que las ligas escolares tenían un potencial enorme. Recuerdo como nuestro profesor de Educación Física del Santo Domingo de Silos, José Luis, dividió a los chicos de la clase en dos equipos, ‘los Asterix’ y ‘los Obelix’. Nos inscribió a todas las competiciones. En aquella época jugábamos al baloncesto, balonmano y al voleibol. A mi me enganchó el voleibol. A partir de ahí, Richi (Ricardo Fraile) me captó y ahí comenzó mi historia de amor con el voleibol”, rememora Sánchez Ponce cómo fueron sus inicios deportivos.

De jugador a presidente pasando por entrenador.

Miguel Ángel Sánchez Ponce, con el dorsal “1” a la espalda, dirigiendo un encuentro del Club Voleibol Pinto en el PDM en los años 90.

Tras tener que abandonar las pistas por falta de jugadores en categoría Juvenil, comenzó a darle vueltas a seguir ligado al voleibol desde otra perspectiva, ser entrenador. En 1995 cambió el parqué por la pizarra y desde entonces no ha parado de crecer como entrenador. Campeonatos de España, ascenso a 1ª Nacional, ascenso a Superliga2, varios torneos CESA…una trayectoria envidiable para una persona que siempre ha estado ligado al deporte base y al Club Voleibol Pinto, su pasión, junto a sus dos hijas.

Poco a poco, el peso de “Ponce” en el club fue aumentando. Su implicación, su trabajo y, sobre todo, su amor por el club hizo que hace cinco años tomara el revelo en la presidencia de la entidad. Ricardo Fraile cedía el testigo después de una trayectoria plagada de grandes éxitos y con la satisfacción de haber logrado dar forma a un proyecto de club creado a principios de los 90. “Ponce” tenía por delante la difícil tarea de mantener el legado dejado por Richi. La labor de presidente la ha venido compaginando con la de entrenador del equipo senior masculino, con el que ha logrado hacer historia, jugar por primera vez en Superliga 2. Un hito que perdura al haber mantenido la categoría por segunda temporada consecutiva.

Tras ello, Miguel Ángel Sánchez Ponce anunciaba hace unos días que dejaba el banquillo pinteño para centrase en la presidencia del club y en su otra debilidad en la vida, sus hijas. Por este motivo, ePinto ha querido repasar su trayectoria en el club y los motivos por los que cede el testigo a Jordi Martínez, que ha sido jugador pinteño durante las dos últimas temporadas. Un perfecto líder para dirigir un grupo de “guerreros” que estamos seguros nos seguirán dando muchas alegrías.

¿Cómo era la entidad cuando llegaste y cuáles eran los retos con los que te encontraste en el Club Voleibol Pinto?

Comienzo a entrenar en el 95, imagínate. Poco tiene que ver ni en volumen ni en organización actual. En cuanto a la presidencia, yo tomo el relevo a Richi (Ricardo Fraile) hará 4-5 años, más o menos. Él se había desgastado excesivamente tras mucho remar y yo decidí asumir el reto pues había estado acompañándole en los últimos años. Además, contaba con cierta experiencia. Él vivió en su última etapa algunos de los momentos más duros de la entidad, sin subvenciones, sin apenas apoyos privados… Fueron momentos duros tanto a nivel económico como estructural.

“Ponce” siempre ha estado muy ligado a la cantera del club pinteño. Aquí posa con uno de los numerosos equipos que ha entrenado de la entidad pinteña.

– ¿Cómo ha evolucionado el club desde que llegaste como entrenador hace 25 años?

Creo que pasamos por nuestro mejor momento. Nos hemos afianzado como un referente deportivo en nuestro pueblo al competir nuestro primer equipo en la más alta categoría en la que está ningún equipo de Pinto…¡y durante 3 temporadas consecutivas! Contamos con el mayor número de jugadores con el que jamás ha contado la estructura del club, alrededor de 300 entre escuelas, equipos federados e institutos. Nuestro objetivo es seguir creciendo y continuar creando un proyecto ambicioso en las diferentes parcelas de la entidad.  

– En estas más de dos décadas en el club ¿cuál ha sido el mejor momento vivido?

Me vienen a la mente unos cuantos y eso es buena señal. El ascenso a Superliga 2 por lo impensable que parecía hace años. Por lo reciente que es, tal vez sea el mejor pero se me viene a la mente una Fase Final Cadete masculina donde obtuvimos el billete al Campeonato de España creo que en el 2009, la Fase de Ascenso a 1ª Nacional Femenina del 99, la Fase de Ascenso a 1ª Nacional Masculina del 2013…

– Y el peor.

Quizás renunciar por problemas económicos a jugar en 1ª Nacional Masculina en el 2013 con el equipazo que habíamos logrado conformar. Es difícil explicarle al jugador que lo ganado en la pista no eres capaz de convertirlo en real en el despacho, pero…

– Ahora dejas el banquillo, pero continúas como presidente de la entidad. Perdemos, quizás al único entrenador/presidente del voleibol semiprofesional español.

Sí, creo que aún hay mucho trabajo por delante y la situación actual nos obliga a dar un paso al frente y centrar todos mis esfuerzos en la gestión del club. Se avecinan tiempos convulsos y hay que poner el foco en la organización y sumar brazos a este proyecto. ¡Ya habrá tiempo de volver a la pista!

– El senior masculino jugará su tercera temporada en Superliga-2. Una realidad que dejó de ser un sueño hace tiempo.

Sí, y para mí creo que hay que ponerlo en valor. Es complejo llegar, pero ser capaces de afianzar esta categoría con nuestros limitados medios creo que debería ser objeto de estudio. Para mí, el hecho de que nuestro club sea el primero en Pinto en lograr tener la consideración de club de élite por la Comunidad de Madrid en su política de subvenciones debería ser motivo de orgullo para nuestro pueblo y sus representantes. Tened en cuenta que para tener tal consideración debes haber militado dos campañas en alguna de las dos primeras categorías de tu deporte y mantener esta categoría una tercera, es algo que ni imaginábamos en nuestros mejores sueños. Criterios tremendamente exigentes que hemos cumplido a base de trabajo e imaginación.

El Club Voleibol Pinto se ha convertido en todo un referente en el voleibol español.

– Justo este fin de semana, se anunció tu relevo en el banquillo.

Sí. Será Jordi Martínez. Ha sido líbero nuestro en Superliga 2 en las dos últimas campañas por lo que ya se ha empapado de nuestra filosofía. Además, le precede una gran trayectoria como entrenador pues con la Universidad de Valladolid llegó a ganar un Campeonato de España Cadete de clubes, dos platas en juvenil, un ascenso a Superliga 2, una clasificación para la Copa del Príncipe, … Creo que el equipo está en las mejores manos para seguir creciendo. 

– Volviendo al club. Cuáles son los futuros retos que tiene por delante la entidad.

A corto plazo digitalizarnos, mejorar la administración, reforzar nuestra comunicación y proteger nuestra base en este año tan complicado. Estamos trabajando en diferentes fórmulas que nos permitan blindar a nuestros más pequeños porque somos conscientes de que hay familias que lo están pasando mal. En paralelo, poner en marcha nuevas escuelas de voleibol en centros educativos de Pinto, recuperar nuestro Torneo de Voleyplaya nocturno, nuestras competiciones escolares y dar un paso adelante con nuestro SM2. En un futuro espero que no muy lejano me encantaría volver a “colar” un equipo de base en un Campeonato de España de clubes.

– La sección femenina siempre ha dado muchas alegrías al club pero es cierto que ahora no pasa por su mejor momento ¿Cuál es el proyecto para que el senior femenino vuelva a ser el referente que fue?

Nuestro proyecto para el senior femenino ya ha empezado hace un par de años. Sé que es complejo de entender que hayamos pasado de quedarnos a un paso de disputar Fase de Ascenso a 1ª Nacional a descender a 2ª Autonómica, pero las circunstancias y los errores nos han marcado. Igual esta sociedad que impone unos resultados rápidos no lo ve, pero daremos que hablar en unas temporadas. Nuestras chicas del senior están trabajando bien con un grupo muy joven, nuestro juvenil militó en 1ª la pasada campaña, nuestro cadete y nuestro infantil han subido a 1ª esta, nuestras alevines se han pegado por los puestos de privilegio, nunca tuvimos tantas niñas… Estamos “cocinando” un proyecto muy bonito cuyo resultado final nos devolverá donde merece este club.

La cantera del Club Voleibol Pinto está forjando un futuro prometedor para la sección femenina

– Un papel importante en el deporte pinteño es el apoyo institucional. ¿Qué podemos esperar en esta nueva realidad tras la llegada del COVID19 a nuestras vidas y cómo puede afectar a los clubes del municipio?

Ahora más que nunca, las instituciones públicas deben apostar por el deporte. El Ayuntamiento de Pinto debe proteger su entramado deportivo, asociativo y cultural en estos momentos tan complejos para todos. Garantizar el respaldo económico, adaptar calendarios de subvenciones y acometer programas especiales de apoyo es fundamental. El deporte necesita medios e inversión, porque esa educación y valores que se transmiten a los más jóvenes se revierte con creces en la sociedad. Además, creo que Pinto tiene las bases para ser un referente en el ámbito deportivo. Porque ser un referente hará que al final podamos contar con mejores instalaciones, más usuarios para nuestros hoteles, tiendas, bares o restaurantes. En definitiva, creo que, si se hace un buen plan transversal, el deporte pinteño puede dar un salto de calidad a nivel clubes e instalaciones, lo que repercutirá positivamente en el municipio y en sus vecinos.  

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí