En octubre de 1943 el alcalde de Pinto, D. Emilio Izquierdo, da cuenta el pleno municipal de la solicitud al Excmo. Sr. director general de la Guardia Civil para que Pinto disponga de una Casa-Cuartel. Para ello el Ayuntamiento aportaba el solar o terreno necesario y cincuenta mil pesetas en metálico, sin más gravamen para el municipio. La Dirección General de la Guardia Civil se comprometía a cambio a su construcción.

No será hasta mayo de 1944 cuando el nuevo alcalde de Pinto, D. César Ruiz Navarro, firma la escritura de cesión de las dos parcelas de propiedad municipal en el sitio denominado “El Convento” para la construcción de dicha Casa-Cuartel. La zona se llamaba “El Convento” por estar próxima al Convento de San Francisco, arruinado en la Guerra de la Independencia.

Durante el periodo que duró la construcción del Cuartel de la Benemérita, el Ayuntamiento se comprometió con el Ministerio de la Gobernación a sufragar parte de las rentas de las casas que ocupasen los agentes de la Guardia Civil de Pinto.

En marzo de 1948 se entrega la nueva Casa-Cuartel y es ocupada por las fuerzas del Benemérito Instituto. Aunque el Sr. coronel primer jefe de la 101 Comandancia de la Guardia Civil indica en una misiva al Consistorio que “la entrega definitiva deberá revestir la mayor solemnidad y se celebrará en la fecha que el Ayuntamiento señale”.

A pesar de esta indicación, no tenemos constancia ni noticia de la celebración de un acto solemne para la entrega definitiva del nuevo Cuartel.

El viejo Cuartel estaba situado al este del municipio pinteño y a la entrada del mismo por la carretera de Andalucía con su cruce con la de San Martín de la Vega.

Se trataba de una edificación típica de las de su género, englobada dentro del programa de Regiones Devastadas. El cuartel estaba constituido por dos alas de dos plantas, unidas en sus extremos por dos cuerpos bajos de una sola altura que liberaban un gran patio interior. Todo el conjunto presentaba una gran robustez, a lo que contribuía la fachada lisa, revocada en blanco, rota tan solo por el zócalo negro ininterrumpido y la secuencia de ventanales iguales dispuestos a intervalos regulares en perfecta correspondencia en las que predominaba la dimensión vertical.

La procesión de San Isidro y al fondo el antiguo Cuartel de la Guardia Civil de Pinto

La cubierta, dispuesta sobre el alero de yeso, era de teja árabe. Iba a cuatro aguas en los cuerpos altos y a dos en los bajos. Su escasa inclinación acentuaba la horizontalidad y solidez del edificio.

Los únicos elementos que rompían esa volumetría eran las garitas de vigilancia, cilíndricas y voladas, que estaban adosadas a la esquinas del muro suroeste (hacía la población) y noreste (hacia la entrada por la carretera de Andalucía), a la altura de la segunda planta y que, recorridas por pequeños huecos al modo de grietas, se cubrían con tejado cónico. Junto a ellas, el muro se macizaba, no presentando vanos en las superficies próximas, lo que contribuía a enfatizar los voladizos.

La Casa Cuartel de la Guardia Civil de Pinto estuvo operativa hasta principios de los años 90, que fue abandonada por la inauguración del actual Cuartel, de mayores dimensiones y comodidades. Sus restos continuaron durante más de una década.

En febrero de 1999 se aprobó por mayoría de la corporación municipal la adquisición de las dos parcelas del antiguo cuartel de la Guardia Civil, con una superficie total de 1.905 metros cuadrados, para convertirlo en el nuevo teatro de Pinto.

Finalmente, en enero de 2005, el Ayuntamiento de Pinto llegó a un acuerdo con una conocida firma comercial para instalar en estos terrenos municipales una nueva zona comercial. Sus restos fueron demolidos en 2005. Hoy su lugar es ocupado por un supermercado.

Actualmente el municipio de Pinto dispone de una moderno casa-cuartel de la Guardia Civil, con diferentes áreas y equipos de investigación. Está encuadrada en la 3º Compañía de la Comandancia de Madrid y está compuesta por más de un centenar de miembros que dan cobertura a las necesidades de seguridad y lucha contra la delincuencia en colaboración con la Policla Local de Pinto, que tiene sus dependencias en la Plaza de la Constitución.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí