El Club Voleibol Pinto se ha convertido en un referente del voley madrileño y nacional. Foto: Club Voleibol Pinto.

El Club Voleibol Pinto cierra un año disfrutando de las mieles del éxito tras el trabajo bien hecho. La entidad que preside Miguel Ángel Sánchez Ponce continúa disfrutando del sueño que comenzó en 2018, estar en Superliga-2, la categoría de plata del voleibol español.

Un hito deportivo que tuvo una mayor magnitud al logra la temporada pasada mantener la categoría con solvencia. Un equipo con un presupuesto muchísimo menor que el 90% de los equipos que disputan Superliga-2, logró repetir hazaña y cerrará 2019 entre los mejores equipos de España.

Quizás dentro de muchos años valoraremos el haber tenido un equipo en la segunda división del voleibol español. La proeza que está consiguiendo Sánchez Ponce, junto a la gran familia que compone el Club Voleibol Pinto, al frente del equipo es digno de estudiar, porque es increible cómo un equipo con tan poco está logrando tanto.

El Club Voleibol Pinto, una familia que no deja de crecer

Y no solo del primer equipo masculino vive el Club Voleibol Pinto. Gracias a la repercusión y al buen hacer de los mayores, la afición por el voleibol y la capacidad de llamada de jugadores de municipios colindante han ido en aumento en los últimos años. Y ese salto de nivel se nota en los resultados de los diferentes equipos que componen la entidad.

El Club Voleibol Pinto se ha erigido como un ejemplo de gestión deportiva y educativa. Ya no es raro ver a un grupo de jóvenes pasear cualquier tarde por las calles de Pinto camino a entrenar al Príncipes de Asturias con su mochila “Zeus” con los colores del club.

Tampoco ha pasado desapercibido el gran trabajo de inclusión que realiza la entidad. Entre sus últimas novedades, fue la creación de la denominada “escuela de adultos” para que aquellos jugadores, algunos padres y madres del club, pudieran disfrutar del voleibol o darle una segunda oportunidad. Porque si de algo se caracteriza el Club Voleibol Pinto es de ser una verdadera familia. De ahí radica la esencia de ese éxito deportivo y de cantera, que perdura en una entidad con gran presencia dentro y fuera de las fronteras de nuestra comunidad.

El sueño de Superliga-2 debe continuar porque proyectos como el del Club Voleibol Pinto hacen al deporte pinteño grande, y son el mejor ejemplo de sacrificio, trabajo y humildad.

Por un 2020 cargado de éxitos deportivos para el Club Voleibol Pinto.  

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí