A instancias del Seminario de Historia Local, el Ayuntamiento de Pinto ha procedido a la limpieza y restauración del Panteón de Dolores Soria Zapatero, quien tras su fallecimiento ocurrido el 16 de febrero de 1921, legó fondos para la construcción de un Asilo para ancianas pobres sexagenarias de Pinto, debido a que por su avanzada edad no podían proporcionarse el sustento necesario.

Para tal fin dispuso en su testamento, realizado en octubre de 1916, que el asilo se constituyese en la casa de su propiedad en Pinto, en la calle Egido de la Fuente, número 13 (hoy Marqués, 2). Para el funcionamiento de la misma, Dolores ponía a disposición de los albaceas designados todo su importante patrimonio inmobiliario. Prohibía su venta y establecía que los inmuebles se arrendarían en las mejores condiciones para dar la mayor renta para sustentar el Asilo de Santa Rosa de Lima de Pinto.

UN IMPORTANTE PATRIMONIO PARA UNA CAUSA BENÉFICA

El patrimonio que Dolores Soria dejó para la Fundación consistía en varias fincas urbanas en Pinto y en Madrid:

La casa destinada a Asilo e inscrita a nombre de la Fundación, en la calle Marqués, 2. Hoy es un centro de Salud, pero el edificio original fue herencia de su abuelo materno, quien fuera alcalde de Pinto, Manuel Máximo Zapatero. También fue la casa natal del conquistador pinteño Mancio Serra de Leguizamón.

El hotel señalado en el número 7 de la calle Princesa de Éboli, llamado “Villa Soria“, un edificio de cuatro alturas en Madrid, en la calle Infantas, número 13, con 2800 metros construidos y otro edificio de cuatro alturas en Madrid, en la calle Amparo, número 11, con veinte metros de fachada.

En la cláusula primera de su testamento, Dolores Soria establecía que una vez ocurrido su fallecimiento, su cuerpo fuera amortajado y puesto en una caja-ataúd y se le diera sepultura en el Cementerio Católico de Pinto. En la Segunda cláusula establece que sus testamentarios deberían adquirir terreno suficiente en el Cementerio de Pinto para realizar una “Capilla decente y respetuosa a la que serían trasladados los restos de sus amadísimos padres y los de su abuela doña Dolores“. Finaliza la cláusula apuntando que “en la expresada Capilla tendrá lugar la inhumación del cadáver de la testadora, o de sus restos, poniéndose en cada sepultura la correspondiente lápida con el nombre y apellidos del que la ocupe“.

Dolores Soria fallece en Madrid, en la calle Alcalá, 53, a la edad de 57 años, sin descendencia. Inicialmente su cuerpo fue enterrado en el Cementerio de la Sacramental de San Justo.

El panteón familiar de Dolores Soria ha sido restaurado por el Ayuntamiento de Pinto para rendir homenaje a la fundadora del Asilo de mujeres Santa Rosa de Lima

En 1927 finalizó la construcción del Panteón Familiar de Dolores Soria en el Cementerio de Pinto. La construcción artística fue obra de Valentín Molinero, especialista en trabajos artísticos en piedra y mármol para la ornamentación de cementerios, cuyo despacho central continúa estando en la Plaza del Progreso, 10 (hoy Tirso de Molina, 10).

Las labores de limpieza, cambio de vidrieras, cerrajería y restauración se llevaron a cabo por parte de Aserpinto y finalizaron a finales de octubre. El pasado 4 de noviembre el alcalde de Pinto, Diego Ortiz, acompañado del concejal de Mayores, Alejandro Robles, rindieron homenaje a su figura colocando una corona de flores a las puertas del panteón.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí