Hoy queremos profundizar en una historia que podría desvelar el origen del famoso dicho “Entre Pinto y Valdemoro. A mediados del siglo XIX, tanto Mesonero Romanos como Juan Cotarelo, coincidían en afirmar que la gran abundancia de viñas que existían entre Pinto y Valdemoro, era el origen del refrán, que se empleaba para designar el estado de quien empieza a dar señales de haberse excedido en la bebida. Incluso Pérez Galdós afirmaba que Valdemoro y Pinto, eran lugares famosos por sus alborozantes vinos.

En febrero de 1868 el escritor bohemio Florencio Moreno Godino, conocido popularmente como Floro Moro Godo, colaboraba con la revista satírica “Gil Blas” con su “Viaje a Andalucía (con mucho rumbo y poco dinero)“.

En estos artículos narraba el viaje en ferrocarril desde la capital hasta Andalucía. En dos de esos números Moreno Godino narra su experiencia en la estación de Pinto, donde el tren se detuvo y se asomó a la portezuela. En ese momento escuchó cómo pronunciaban su nombre. Asustado se retiró y su nombre volvió a ser repetido. Era Enrique Pérez Escrich, el popular novelista avecindado en Pinto. Godino afirma que en Pinto, las grandes escenas de Escrich, sucedían únicamente cuando se presentaba ante el ayuntamiento algún comisionado de apremios, y en cuanto a diálogos, Enrique no podía inspirarse más que en los del alcalde y el escribano, y en lo que atañe a amenidad campestre, afirmaba que en Pinto no había más que veintitrés árboles, cuatro vallados de cambrones y tres matas, dos cucurbitáceas y una gramínea.

Prosiguió el viaje y poco después Moreno Godino vio a lo lejos una zanja al lado de una hoguera encendida por unos pastores. El enano D. Lorenzo, que era un gran conocedor del terreno, dijo:

-¿Ve Vd. aquella zanja?

-Sí

-Pues es una zanja célebre.

-¿Por qué?

-Porque da origen a una frase célebre

-¿Cuál?

-La de estar entre Pinto y Valdemoro.

La historia continuó así:

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí