La iglesia de Pinto con su torre campanario, inaugurada en 1956. Al fondo, la iglesia de San José.

El 15 de agosto de 1953 comienzan las obras de la nueva torre, siendo el cura párroco D. Jesús Higueras Fernández. Las dos «campanas de tierra» se mandaron llevar a fundir en 1955.

Trabajos de la construcción de la torre. Fotografía de Francisco Infante

El 20 de mayo de 1956 se inauguró la nueva torre campanario, construida por los hermanos Bernardo y Emiliano Infante Batres, por el Excmo. Obispo auxiliar de la diócesis D. José María García Lahiguera, siendo el cura párroco de Pinto D. Felipe Hernández González. El aspecto exterior de la «Pequeña Catedral» cambiaría por completo en el siglo XX. Su portada y su torre campanario original se perdieron para siempre y la reconstrucción de la portada y de la torre no guardaron ninguna semejanza con la belleza exterior que la iglesia de Santo Domingo de Silos tuvo.

LA DECEPCIÓN DEL SONIDO DE LAS CAMPANAS

Al sonar las campanas hubo una gran decepción entre el vecindario, faltaban sus vibraciones. No se escucharon cómo se habían escuchado siempre. Habían perdido su esencia y su temple.

Juan José Sánchez lo narraba así en estos versos escritos en 1971:

Don Bernardo y Emiliano

con gran filantropías

construyeron esta torre

y al pueblo le dio alegrías.
 
Al empezar a sonar
las campanas en la torre
hubo una gran decepción
al faltar sus vibraciones.
 
Se habían chupado la esencia
los que formaron su temple
y ya nunca se han oído
como se habían oído siempre.
 
Se pensaba en un sonido
de ser algo exhorbitante
cuando estaban en tres postes 
oyéndose en todas partes.
 
Fue gran equivocación
y no se sabe por quien
lo que es cierto que se sabe
es que no se oyeron bien
 
A los pinteños nos toca
el deterioro sufrir
de haber tenido un destemple
al llevarlas a fundir.
 
 
 
 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí